Empleo: Ama de casa

El trabajo domestico que desempeñan un gran número de “amas de casa”, es sumamente necesario para la organización de la vida de miles de personas, es un trabajo que no entra en la clasificación de labores económicamente remuneradas y por lo tanto carece de prestigio social, en un mundo materializado. Dadas las condiciones en que se ha dado el trabajo de muchas amas de casa, en su agobiante pero importantísima tarea, nos podemos imaginar como sería un anuncio clasificado, para solicitar los servicios de una “ama de casa”, según: Jackie Buswell, Marcela Ramírez e Irma Suárez:

EMPLEO VACANTE: AMA DE CASA:

Se solicitan aspirantes para el puesto de directora de un grupo activo de cuatro individuos exigentes: cada uno de éstos tiene diferentes necesidades y personalidades.

Se requiere de la solicitante afortunada que realice y coordine las siguientes funciones; acompañante, consejera, directora, administradora, agente de compras, maestra, enfermera, cocinera, nutricionista, decoradora, limpiadora, chofer, supervisora del cuidado de los niños, trabajadora social, psicóloga y organizadora de recreaciones.

REQUISITOS: Las solicitantes deben tener una automotivación ilimitada y el más fuerte sentido de la responsabilidad si quieren tener éxito en este trabajo. Deben ser independientes y con iniciativa, capaces de trabajar aisladamente y sin supervisión; eficientes en el manejo de personas de todas las edades y aptas para trabajar en condiciones de stress, durante varios periodos de tiempo si es necesario. También deben contar con la flexibilidad suficiente para hacer una gran número de tareas conflictivas al mismo tiempo y sin cansarse y con la adaptabilidad para manejar sin problemas en los distintos cambios del desarrollo de la vida del grupo, incluyendo emergencias y crisis serias. Deben ser capaces de comunicarse acerca de un sinnúmero de asuntos, con gente de todo tipo, incluyendo: burócratas, maestros de escuela, médicos, dentistas, trabajadores, comerciantes, adolescentes y niños. Ser competentes los oficios arriba mencionados, sanas, creativas y extrovertidas para alentar y ayudar al desarrollo físico y social de los miembros del grupo. Tener imaginación, sensibilidad, calor, amor y comprensión, ya que serán responsables del bienestar mental y emocional del grupo mencionado.

HORAS DE TRABAJO: Todo el tiempo en que permanezca despierta, así como turnos de 24 horas cuando sea necesario.

REMUNERACIÓN: Ningún salario o sueldo. El gasto será negociado de vez en cuando, con el miembro del grupo que tenga ingresos. Se puede requerir a la solicitante afortunada que consiga un segundo trabajo, además del que anunciamos ahora, para ayudar al sostenimiento del grupo.

BENEFICIOS: Ninguna variación garantizada, ni siquiera por enfermedad, maternidad o largo servicio. Ningún seguro de vida o por accidentes. Tampoco hay compensación ni pensión para la trabajadora”. (Tomado de la revista FEM febrero – marzo 1985).

 

Por: María Teresa González Alcocer